El/la Veterinario/a

Una ventana aterradora para cualquier mascota, pero entrañable para cualquier amante de los animales. En esta recreación no falta detalle de todos aquellos recursos de los que el/la profesional necesita echar mano, cuando es preciso intervenir a los más peludos del hogar. Premios, juguetes, medicación o un aparato para realizar electrocardiogramas. Además, podemos apreciar un sinfín de detalles por todos los rincones de la escena, como libros de veterinaria, un cuadro de una antigua promoción, o pósters con las razas más comunes de perros y gatos. Todo ello, rodeando al verdadero protagonista de la escena y al que da sentido a toda esta composición: un perro quizás demasiado feliz por el lugar en el que está, ya sea por desconocimiento de lo que le espera o bien por haber recibido ya su recompensa al valor.

Para ver los detalles de tu ventana, selecciona el color y el tamaño

Negro
Negro
Blanco
Blanco
Vintage
Vintage
Madera
Madera
Mini
Mini
Pequeña
Pequeña
Mediana
Mediana
Grande
Grande
Limpiar

ENVÍOS GRATUITOS A TODA LA PENÍNSULA
Nos esmeramos en el embalaje de tu pedido para que te llegue todo en perfectas condiciones.

Negro
Negro
Blanco
Blanco
Vintage
Vintage
Madera
Madera
Mini
Mini
Pequeña
Pequeña
Mediana
Mediana
Grande
Grande
Limpiar

Para ver los detalles de tu ventana, selecciona el color y el tamaño

ENVIOS GRATUITOS A
TODA LA PENÍNSULA

Nos esmeramos en el embalaje de tu pedido para que te llegue todo en perfectas condiciones.

Call Now Button

Una ventana aterradora para cualquier mascota, pero entrañable para cualquier amante de los animales. En esta recreación no falta detalle de todos aquellos recursos de los que el/la profesional necesita echar mano, cuando es preciso intervenir a los más peludos del hogar. Premios, juguetes, medicación o un aparato para realizar electrocardiogramas. Además, podemos apreciar un sinfín de detalles por todos los rincones de la escena, como libros de veterinaria, un cuadro de una antigua promoción, o pósters con las razas más comunes de perros y gatos. Todo ello, rodeando al verdadero protagonista de la escena y al que da sentido a toda esta composición: un perro quizás demasiado feliz por el lugar en el que está, ya sea por desconocimiento de lo que le espera o bien por haber recibido ya su recompensa al valor.

En un estudio de arquitectura, cada centímetro, cada milímetro importa. Toda construcción no empieza con la primera piedra, sino con el primer boceto. Y en esta ventana, vemos reflejados de manera muy cuidada bocetos, ideas y proyectos, listos para convertirse en realidad.